26/10/07

Aquí empezó todo (y se acabó)




Hace 400 años y seis meses, un grupo de 104 hombres y niños desembarcó en una isla del estuario del río James y construyó un pequeño fuerte. Justo donde yo estoy ahora (bueno, hace 36 horas). Empezaba así historia de los Estados Unidos, según cuentan en esta especie de parque temático que han montado aquí.

El de Jamestown fue el primer asentamiento permanente de los ingleses en América. Básicamente lo hicieron porque los españoles se estaban dando prisa por el sur y los franceses por el norte. La isla era pantanosa, pero fértil.



Quizá fue por las prisas, pero el tema les salió fatal: en los dos inviernos de 1608 y 1609 murieron casi todos los colonos de Jamestown. Habían llegado más de 600 y al llegar la primavera de 1610 sólo había 60 supervivientes. La mayoría pudieron vivir gracias al maíz que les daban los indios.

Las notas de la época son espeluznantes: hubo casos de canibalismo y en una ocasión un muerto fue desenterrado para ser comido. Para que veáis cómo se las gastan los puritanos cuando acecha el hambre.

Las colonias inglesas funcionaban de una forma peculiar. No era el gobierno el que venía aquí, sino una empresa a la que la Corona daba la concesión. El Rey ganaba los nuevos territorios y la empresa el derecho a forrarse explotándolos.

Jamestown estuvo al borde del abismo y la extinción durante tres o cuatro años. Hasta que en 1612 se produjo un hecho que cambió la historia de América y del mundo: un tío trajo unas plantas de tabaco del Caribe español y comprobó que se adaptaban perfectamente al terreno de aquí.

Inglaterra, que hasta entonces casi no tenía tabaco propio, enloqueció con el de Virginia. Y la colonia se convirtió en una máquina de hacer dinero durante los tres siguientes siglos.

Las consecuencias sobre el país y el mundo fueron brutales.

El tabaco crece fácil, pero requiere una mano de obra ingente para su cuidado y recolección. En 1619 llegaron los primeros negros de África y empezó el modelo de explotación en plantaciones en el sur de Estados Unidos. El resto ya lo sabéis (o no): grandes fortunas, millones de esclavos, mucho romanticismo y todo a tomar por el culo cuando el norte de Estados Unidos, en la Guerra Civil, les dijo que ya estaba bien de tanta esclavitud y de tanta economía agraria. Que el futuro estaba en la industria y todo eso.

Pues bueno, todo eso os quería contar yo en mi último día de viaje. Quería ir al fuerte, a las plantaciones y a una pequeña reserva de indios que hay aquí al lado, a ver que tal. Se dedican a la pesca y a la acuicultura. Son unos 600, pero en la reserva viven unos 50. Tienen a su jefe (se llama Pequeña Águila) y yo le quería conocer. Aquí está el link y su foto.




http://www.baylink.org/Mattaponi/


Pero entonces se puso a diluviar. A caer agua como si millones de cubos fueran vaciados a la vez sobre la tierra. Tremendo, la verdad, sobretodo porque estaba a más de 500 kilómetros de Philadelphia y tenia que volver por la tarde. Así que sólo pude visitar el fuerte.

Luego comprendí que lo que ocurría es que América se puso muy triste por mi marcha.

El toque final que quería dar a mi viaje ("Aquí empezó todo", por los Estados Unidos; y "se acabó", por mi viaje y los pobres indios) se quedó algo aguada, pero bueno.

Ahora os escribo desde Londres, en el aeropuerto. Quedan un par de horas hasta mi vuelo a Barcelona, así que ya se ha acabado todo de verdad. De verdad, de verdad. Se han quedado muchas cosas en el tintero, pero supongo que era de esperar.

Terminado mi viaje, acaba la necesidad que este blog pretendía llenar: un peculiar diario de viaje que sirviera de contacto con vosotros. Al irlo haciendo me he dado cuenta que todo era mejorable, muy mejorable, en este blog. Pero me quedo muy contento porque ha servido para lo que pensé.

Gracias y ha sido un placer. ¡¡¡Nos vemos ya!!!

5 comentarios:

Messi dijo...

Hi Uri,
el blog t'ha quedat molt be!! Felicitats i ens veiem per Barna! Una abracada des de Brookluyn, NY

CresceNet dijo...

Oi, achei seu blog pelo google está bem interessante gostei desse post. Gostaria de falar sobre o CresceNet. O CresceNet é um provedor de internet discada que remunera seus usuários pelo tempo conectado. Exatamente isso que você leu, estão pagando para você conectar. O provedor paga 20 centavos por hora de conexão discada com ligação local para mais de 2100 cidades do Brasil. O CresceNet tem um acelerador de conexão, que deixa sua conexão até 10 vezes mais rápida. Quem utiliza banda larga pode lucrar também, basta se cadastrar no CresceNet e quando for dormir conectar por discada, é possível pagar a ADSL só com o dinheiro da discada. Nos horários de minuto único o gasto com telefone é mínimo e a remuneração do CresceNet generosa. Se você quiser linkar o Cresce.Net(www.provedorcrescenet.com) no seu blog eu ficaria agradecido, até mais e sucesso. If is possible add the CresceNet(www.provedorcrescenet.com) in your blogroll, I thank. Good bye friend.

Anónimo dijo...

Hallooo!!!!!!!!!!!!!!!!

Wireless dijo...

Hello. This post is likeable, and your blog is very interesting, congratulations :-). I will add in my blogroll =). If possible gives a last there on my blog, it is about the Wireless, I hope you enjoy. The address is http://wireless-brasil.blogspot.com. A hug.

Morlaa dijo...

ei, muy bonito tu blog! y tu viaje me da muchisima envidia, me gusta como lo escribes y descibres tus experiencias, me has enganchado al instante, en estos dias me lo ire leyendo desde el principio para enterarme bien de todo!
un saludo y feliz año!